viernes, 14 de septiembre de 2018

La amenaza de Albión: el Teniente Grandy, por Ángel Marrero

Hoy traemos por aquí la semblanza de uno de los personajes de la novela La amenaza de Albión, de la mano de su autor, Ángel Marrero: 

 Semblanzas bufas de los personajes de la Gesta del 25 Con todos mis respetos, pero también con jocosidad… (Fragmento de “La amenaza de Albión”, Ediciones Idea) 
“Por aquel entonces, el teniente Grandy era un tipo de cuarenta y pico años, de cuerpo flaco y largo y cara igualmente flaca y larga, de tez amarillenta. Vamos, un fulano de aspecto poco saludable. Eso en cuanto a figura. En cuanto a genio, digamos que era un solterón empedernido, solitario y huraño. En una palabra, lo que da en llamarse un hombre gris. Aunque eso sí, con su culturilla, o como se decía en el pueblo, “un señó mu leído”. Y sin duda alguna, el teniente Grandy debía haberse pulido unos cuantos libros, siendo su padre librero y disponiendo de toda su librería. De modo que esta afición suya a la lectura lo distinguía en gran medida de la mayoría de los militares, quienes las más veces sólo se diferencian del pueblo llano por su uniforme. De hecho, el teniente Grandy era tenido entre sus camaradas por un hombre de gran erudición. Claro que como dice el refrán, en el país de los ciegos, el tuerto es el rey. Y según me consta, eso es lo que era el teniente Grandy entre sus incultos camaradas, un tuerto entre ciegos; pues para los caballeros verdaderamente cultos no era más que un erudito a la violeta. Por último, baste decir que como militar, tenía fama de ser un oficial responsable y concienzudo, además de un tanto cascarrabias con sus hombres”.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Exposición «Grietas-Mundo Yastá» en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna

Hoy les recordamos que, hasta el próximo 4 de octubre de 2018, podrán visitar en la sala de arte Pablo González Vera del Paraninfo de la Universidad de La Laguna, la exposición «Grietas-Mundo Yastá» con las viñetas de Yaiza Yastá. 


martes, 11 de septiembre de 2018

Burt Reynolds, por Eduardo González

La semana pasada llegó la noticia de la muerte de Burt Reynolds, actor norteamericano notablemente popular en los años setenta y ochenta. Aquí les dejamos con el homenaje que le hizo nuestro amigo Eduardo González:


lunes, 10 de septiembre de 2018

The Totiest Man Alive (X) por Juanan Rodríguez

Más entregas de The Totiest Man Alive, de la mano del jurisconsulto número uno de la casa. Hoy, la clonación:

viernes, 7 de septiembre de 2018

Hoy presentamos a Yaiza Yastá

Hacía mucho tiempo que no teníamos ocasión de presentar artistas en esta bitácora. Hoy recuperamos esta sana costumbre, presentando a Yaiza Pérez Moreno o, como firma en su labor de viñetista, Yaiza Yastá: 

Yaiza Yastá es el seudónimo de Yaiza Pérez Moreno (1977). Es licenciada en Derecho por la Universidad de La Laguna e hizo un máster en Derecho Europeo por la ULB (Universidad Libre de Bruselas) y otro máster en Derecho Urbanístico por la Universidad de La Laguna. Actualmente trabaja de funcionaria municipal. Es madre, aficionada al arte y la ilustración y dibujadora de reflexiones que enseña en su página «Mundo Yastá». 

Le damos la bienvenida e iremos reseñando por aquí sus trabajos.

jueves, 6 de septiembre de 2018

Imposibles X-Force, por Luis Capote

Otra reseña más, de lo de siempre y por el de siempre: 


Título: Imposibles X-Force: La solución Apocalipsis 
Formato: Tomo recopilatorio de cinco números de la serie 100% Marvel 
Autores: (G) Rick Remender (L) (T) Leonardo Manco, Jerome Opeña, (C) Chris Sotomayor, Dean White (P) Esad Ribic 
Editorial: Marvel Comics – Panini Comics 
Precio: 10,95 euros 
Comentario: 

Han pasado veinte años desde que el primer volumen de X-Force hiciera su aparición en el mercado anglosajón, de la mano de Rob Liefeld (y su ya por aquellos días inefable estilo) y de Fabián Nicieza (que en aquellos mismos días ponía palabritas a los adlianos dibujos del primero). Atrás quedaban los días en los que los Nuevos Mutantes eran la esperanza de ser la siguiente generación de integrantes de la Patrulla-X. Por boca de Cable, un tarugo seispesetas con una actitud de personaje de película de la Cannon, Liefeld señala que X-Force va a tener una postura más proactiva, no de héroes ni de caballeros defensores del sueño de Xavier, sino de soldados en una guerra por la supervivencia. La filosofía de John Rambo y cualquiera de los personajes ¿interpretados? por el barbudo Chuck Norris trasladada desde los cercanos años ochenta a los primeros años noventa. Los días de la especulación consiguieron que un tebeo espantosamente dibujado vendiera tres millones de ejemplares en el mercado angloparlante y que en España el tomo que marcaba la transición de los Nuevos Mutantes a X-Force agotara su primera edición en el formato one-shot (uno de tantos formatos con los que Forum tanteó el mercado en sus veinticinco años de historia). Don Rob se iría y dejaría tras de sí un desaguisado que Fabián Nicieza, uno de los guionistas más competentes de la industria del tebeo yanqui, pero dejaría la idea de que X-Force era un grupo con cierta tendencia a la contundencia. Solo el divertido experimento elaborado por Peter Milligan y Mike Allred supuso un recomendable paréntesis entre tanta testosterona, pues tras el mismo el padre fundador imaginero volvería a hacer de las suyas con cabecera y personajes, en una miniserie que demostró que quien (no) tuvo (no) retuvo. 


miércoles, 5 de septiembre de 2018

Humor en (viñeta) singular, por Eduardo González (XXXIV)

Una antigua sección de nuestra bitácora es la de «Humor en (viñeta) singular». Hoy la recuperamos, para presentar una nueva entrega de las ocurrencias del amigo Eduardo González:

martes, 4 de septiembre de 2018

La exposición «Suso Guerra» en Radio Campus

El amigo Suso Guerra concedió una entrevista en fechas recientes a Hacer para el desarrollo, un podcast cultural de Radio Campus (la emisora de la Universidad de La Laguna) para hablar de una exposición que se ha estado desarrollando en la ciudad de los Adelantados. Aquí les dejamos con ella:

lunes, 3 de septiembre de 2018

The Totiest Man Alive (IX) por Juanan Rodríguez

Recuperamos otra aportación de Juanan Rodríguez a The Totiest Man Alive. En esta ocasión, toca hablar de la espera (y de quien desespera):

viernes, 31 de agosto de 2018

Herc: Dioses de Brooklyn, por Luis Capote

Y más reseñas añejas: 


Título: Herc: Dioses de Brooklyn 
Formato: Tomo en tapa blanda de la línea Héroes Marvel 
Autores: (G) Greg Pak, Fred Van Lente (L) Neil Edwards (T) Scott Hanna, Cory Hamscher (C) Jesus Aburtov (P) Carlo Pagulayan 
Editorial: Marvel Comics / Panini Comics 
Precio: 9,95 euros 
Comentario: 

Hércules es uno de esos personajes que, después de cuatro décadas y pico pululando por el universo marveliano, ha alcanzado la condición de “personaje de culto”, entendida la misma como popularidad insuficiente como para sostener una cabecera propia durante mucho tiempo. Una miniserie por aquí, una novela gráfica por allá, una estadía más o menos larga en los Vengadores… y vuelta a empezar. Hasta la reorganización parcial provocada por Hulk Guerra Mundial, solo Bob “Qué bien me salen los brillitos de la armadura de Iron Man” Layton y Tom “Qué bien remedo a Stan Lee” DeFalco y Ron “Qué bien remedo a Jack Kirby” Frenz habían hecho algo de provecho con el personaje (con una miniserie que dibujaría Pat Oliffe). El primero había hecho de Hércules un aventurero estelar y los segundos lo habían convertido en escudero de aquel Thor que compartía piso (y otras cosas) con Eric Masterson. Después de que la Masa convirtiera Nueva York en un socavón, el Príncipe del Poder, dirigido por Greg Pak y Fred Van Lente, ocupó la cabecera y heredó la numeración de la serie del coloso esmeralda, encadenando una entretenida sucesión de historias en las que se actualizaban las deidades y leyendas de la mitología griega. Comandando un escuadrón de dioses frente al panteón skrull en Invasión Secreta o recorriendo como fugitivo los Estados Unidos, en compañía del crecientemente cargante Amadeus Cho, Hércules seguía siendo el fortachón de cabeza loca y gran corazón de costumbre, pero los guionistas lograron llevar a cabo una actualización eficaz de la materia prima con la que estaban trabajando, sin caer en un péplum de cartón piedra y sin convertir al bueno de Herc en un “Quebien Sobo” cualquiera. La exuberancia y altas dosis de burricie habituales en el héroe tebano contrastaban con las sabihondeces del pitagorín de Cho, siendo ambos víctimas –a ratos más conscientes, a ratos no tanto- de las manipulaciones de la diosa helena de la sabiduría y la guerra. Con un Olimpo desmantelado tras la caída de Zeus, Atenea se convierte en la intrigante principal del conflicto de poderes que se desencadena en el panteón al que pertenecen ella o el propio Herc. Encuentros y desencuentros con los eventos marvelianos de turno aparte, las líneas argumentales de la colección desembocaron en un clímax en el que el protagonista acabaría encontrando la muerte (ya, si, claro) siendo debidamente homenajeado y dejando a Amadeus Cho obsesionado por un reencuentro que no tardaría en producirse y desencadenaría a su vez una historia de proporciones cataclísmicas (sobre todo porque fue dibujada por Khoi Pham). La Guerra del Caos sirvió para ver en acción a unos cuantos héroes difuntos y para traer de vuelta a Alpha Flight y a un Hércules que, como en los días finales de la etapa vengativa del guionista Bob Harras, se vio despojado de su divinidad y convertido en un mero mortal. Aquí arranca este nuevo volumen de las aventuras de un guerrero barbado que ha sido despojado de la mayor parte de su poder.